Red Universitaria Iberoamericana de Incubación de empresas que fomenta el emprendimiento universitario

Formulario de búsqueda

Noticias

"La principal inversión en nuestro futuro es poner el conocimiento, la educación, la ciencia y la innovación en el centro de nuestro modelo de crecimiento"

23 Mayo 2013

Español

Enrique V. Iglesias (Uruguay, 1930) comenzó su gestión como Secretario General Iberoamericano el 1 de octubre de 2005 después de haber sido durante diecisiete años Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En esta entrevista, el Secretario General Iberoamericano aborda el papel, "esencial para favorecer un desarrollo sostenible", que debe jugar el emprendimiento y la universidad en la conformación del Espacio Iberoamericano del Conocimiento (EIC), así como los principales desafíos a los que se enfrenta en este momento Iberoamérica y que pasan por "atender una serie de objetivos de desarrollo para lograr una América Latina más eficiente, más justa, más cohesionada socialmente, más y mejor integrada y, en fin, más presente en la construcción de un nuevo multilateralismo internacional".

Pregunta: Han pasado ya tres años desde que las universidades iberoamericanas asumieron el compromiso de avanzar en la consolidación del Espacio Iberoamericano del Conocimiento. ¿Qué logros destacaría desde entonces? ¿Qué pasos quedan por dar? 
Respuesta: Han transcurrido  ya casi ocho años desde que la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno (Salamanca, España, 2005) acordó avanzar en la construcción del Espacio Iberoamericano del Conocimiento. El compromiso de las universidades fue y sigue siendo fundamental para el progreso de la iniciativa. Desde entonces se han puesto en marcha nuevas iniciativas de cooperación. De entre ellas quiero destacar el Programa de movilidad académica “Pablo Neruda”, cuyo propósito es contribuir a la formación de los jóvenes investigadores que necesita nuestra región. También los avances que se están dando en el campo del reconocimiento de períodos de estudio y de títulos. Los esquemas de cooperación y complementariedad que se han puesto en marcha son importantes pero es necesario aumentar el volumen de esa cooperación, de manera que sean cada vez más los estudiantes y académicos que participen y se beneficien de ella.

Pregunta: ¿Qué lugar ocupa el emprendimiento universitario en la conformación del Espacio Iberoamericano del Conocimiento?
Respuesta: El emprendimiento juega un papel esencial para el logro de economías dinámicas y para favorecer un desarrollo sostenible. Y hoy el conocimiento, a través de la innovación, está en la base de la competitividad empresarial. El emprendimiento universitario conjuga ambas dimensiones y por ello tiene una gran importancia para el Espacio Iberoamericano del Conocimiento. De hecho, en este Espacio se integran el conjunto de programas y otros instrumentos de la cooperación de las Cumbres orientados a la educación superior, la ciencia, la innovación y las PYME.

Pregunta: En este sentido, ¿qué objetivos persigue la SEGIB con la organización de los Premios Iberoamericanos a la Innovación y el Emprendimiento?
Respuesta: Sin duda favorecer una mayor cultura de la innovación y el emprendimiento en la región, reconociendo aquellas experiencias particularmente destacadas.
Se han incorporado cuatro nuevos Socios Nacionales a los Premios Iberoamericanos. La convocatoria 2013 ofrece hasta cuatro Premios: dos en la categoría de Proyectos y dos en la categoría de Empresas en Marcha. Las dotaciones económicas llegan a los 85.000 euros y son aportadas por la Secretaría de Estado de Comercio, la AECID (Ministerio Español de Asuntos Exteriores), la Fundación Repsol y la propia RedEmprendia. Por su parte, la Fundación Everis ofrece apoyo al desarrollo y la implementación de los proyectos y empresas ganadores. RedEmprendia ofrece a los proyectos y empresas ganadores la admisión en sus programas de “hospedaje de empresas y profesionales” y “movilidad de jóvenes emprendedores”.

Pregunta: Dentro del EIC hay una apuesta clara por fomentar la movilidad académica para fortalecer la innovación y el progreso científico de la región Iberoamericana. ¿Cree que es necesario trabajar también para impulsar la internacionalización de los emprendedores y sus proyectos? ¿Cuál sería la manera de lograrlo? 
Respuesta: La internacionalización es una característica intrínseca de los programas de cooperación que se integran en el EIC y, por supuesto, habría de alcanzar al emprendimiento. De hecho es uno de los ejes principales de trabajo, junto con la innovación, en lo referente a la mejora de la competitividad de nuestras Pequeñas y Medianas Empresas. En cuanto al emprendimiento universitario, sería deseable que se extendieran iniciativas tan valiosas como la de RedEmprendia.  

Pregunta: ¿Cómo articula la SEGIB sus líneas de colaboración con las instituciones que forman parte de su registro de redes iberoamericanas? ¿Qué aporta a este registro una institución como RedEmprendia, miembro desde 2012?
Respuesta: La incorporación de RedEmprendia en el registro de redes iberoamericanas viene a reconocer la contribución de esta red al logro de los objetivos de la cooperación de la Cumbres. En este caso, se ha intensificado el vínculo con el Espacio Iberoamericano del Conocimiento, integrando a RedEmprendia en las tareas del Consejo de Programas del EIC y abriendo canales específicos de colaboración.

Pregunta: ¿Cuáles son los retos que deben afrontar los países iberoamericanos para no quedarse atrás y salir fortalecidos en el contexto de crisis global que vivimos?
Respuesta: Por seguir con el tema que nos ocupa, uno de los grandes retos y la principal inversión en nuestro futuro es poner el conocimiento, la educación, la ciencia y la innovación, en el centro de nuestro modelo de crecimiento económico y de desarrollo. Creo que, salvo imponderables, América Latina seguirá creciendo a niveles aceptables, entre otras cosas porque tiene recursos naturales, recursos humanos y experiencia tanto en el sector público como en el privado. Pero no sólo hay que seguir creciendo. Nuestros desafíos están en atender una serie de objetivos de desarrollo para lograr una América Latina más eficiente, más justa, más cohesionada socialmente, más y mejor integrada y, en fin, más presente en la construcción de un nuevo multilateralismo internacional. Eficiencia implica revolucionar el sistema educativo y contar con las nuevas tecnologías. Justicia significa mejorar la distribución del ingreso en una región que aún es la más desigual del mundo. Cohesión social supone luchar contra una inseguridad y una violencia intolerables en algunos de nuestros países, así como mejorar la participación ciudadana contando con las comunidades postergadas, tanto las originarias como las afrodescendientes. Integración es invertir en lazos políticos, económicos y comerciales. Y la presencia internacional requiere un mayor activismo de esta América Latina, cada vez más desarrollada, en la construcción del mundo que está por venir. 

Fuente: 
RedEmprendia
COMPARTIR EN