Red Universitaria Iberoamericana de Incubación de empresas que fomenta el emprendimiento universitario

Formulario de búsqueda

Noticias

"Las mujeres hacen los ecosistemas más innovadores y más capaces de encontrar buenas soluciones a los problemas"

09 Marzo 2017

Español
Maria Rita Spina, segunda por la izquierda, en Wexchange 2015

Mulheres Investidoras Anjo (MIA) es un movimiento fundado por tres mujeres comprometidas con el ecosistema de inversión y el emprendimiento en Brasil. Ana Fontes, creadora de la Rede Mulher Empreendedora, Camila Farani, fundadora y codirectora de Lab22 y Maria Rita Spina Bueno, inversora y directora ejecutiva de Anjos do Brasil. Su objetivo, impulsar tanto la inversión en proyectos emprendedores liderados por mujeres como la presencia de más inversoras. “La diversidad es siempre un valor”, asegura Maria Rita Spina, convencida además de que “las mujeres transforman los ecosistemas en espacios más innovadores y más capaces de encontrar buenas soluciones a los problemas de la sociedad”. Y es que “cuando tienes un grupo de personas muy parecidas, resuelves los problemas de la misma manera”, explica. “En el momento en el que agregas a la mujer estás añadiendo un punto de vista diferente y habilidades diferentes”.   

Desde su puesta en marcha a finales del año 2013, MIA ha estado trabajando sobre tres pilares fundamentales: sensibilizar, capacitar e invertir. Sensibilizar con el objetivo de “mostrar que existimos en el mundo de la inversión y que este es un mundo que realmente interesa a las mujeres. Porque cuando yo empecé este movimiento creía que era una cuestión que me preocupaba solo a mí”, cuenta Maria Rita Spina. Los datos le han demostrado lo contrario. Según una investigación realizada por Anjos do Brasil en 2016, el porcentaje de inversoras en el país prácticamente se ha duplicado en los dos últimos años, pasando del 5% al 9%. Una cifra que, sin embargo, todavía está muy lejos de reflejar la realidad de mujeres con capacidad de invertir en el país.

“La respuesta más simple que generalmente se da a por qué no hay más mujeres [en el mundo de la inversión] es que las mujeres tienen miedo a arriesgarse. Pero yo no estoy de acuerdo. Yo creo que las mujeres han estado alejadas de este mundo por muchos años debido a la estructura familiar que la gente tenía. En las generaciones como la de mi madre eran los hombres los que tomaban las decisiones. Este es un mundo muy nuevo para las mujeres. Estamos todavía aprendiendo. Creo que ese es el principal motivo por el que hay pocas mujeres”.

Aquí es donde entra el segundo pilar del movimiento Mulheres Investidoras Anjo: la capacitación, tanto de las futuras inversoras como de las emprendedoras. Maria Rita Spina asegura que “las emprendedoras de Brasil carecen de muchas habilidades de negocio, principalmente cuando vienen de la universidad. Son buenas investigadoras, pero no tienen las habilidades de cómo hacer el marketing, cómo vender el producto. Hay buenas ideas, buenos proyectos, desde el punto de vista técnico, pero falta todavía un buen camino por recorrer para transformarlos en negocios”. Para acompañarlas en este largo camino, “hay que hacer dos cosas: la primera es demostrarles que es posible. La segunda es darles herramientas. No basta decir ‘tú puedes’ sino que hay que hacerles ver cómo se hace. La capacitación viene en ese sentido, y también mucha mentoría”.

MIA promueve encuentros entre mujeres inversoras -o con potencial e interés para serlo- en los que se intercambian conocimientos y se presentan proyectos en busca de inversión. El próximo tendrá lugar el 9 de marzo en São Paulo. “Hay que estar muy conectada”, explica Maria Rita Spina. “Hay que conocer los eventos, las universidades, las aceleradoras. Dándote a conocer, mostrando que quieres invertir, estableciendo relaciones con los agentes del ecosistema es como los proyectos acaban llegando y consigues un deal flow de calidad”. Para la directora de Anjos do Brasil, esta es también la manera de conseguir que más mujeres se animen a entrar en el mundo de la inversión.

 

COMPARTIR EN