Red Universitaria Iberoamericana de Incubación de empresas que fomenta el emprendimiento universitario

Formulario de búsqueda

Noticias

Una spin-off de la UNAM desarrolla un un fungicida biológico contra la principal plaga del mango en México

07 Mayo 2013

Español

Una spin-off del Instituto de Biotecnología (IBt) de la Universidad Nacional Autónoma de México ha desarrollado, en colaboración con el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, un biofungicida que elimina de manera natural y sin dejar residuos el hongo causante de la antracnosis, la principal plaga del mango en México. 

Según sus promotores, este producto es capaz de duplicar el mango susceptible de exportación ya que, aunque México es uno de los principales productores, sólo es capaz exportar el 14% de su producción. Ésta se ve mermada por esta plaga y por la utilización de fungicidas químicos para combatirla que dejan residuos perjudiciales para la calidad del producto.

Este fungicida, llamado Fungifree ABMR, es además de amplio espectro, por lo que que puede emplearse para eliminar hongos que afectan otros frutos, como aguacate, papaya y cítricos. El producto ha sido creado por Agro&Biotecnia, una empresa formada por los propios científicos para hacer realidad la transferencia de su investigación al mercado.

Investigación básica y desarrollo tecnológico
El proyecto se inició hace ahora 12 años, con una investigación coordinada por los científicos Enrique Galindo Fentanes y Leobardo Serrano Carreón, del IBt, en la que colaboró el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), Unidad Culiacán. Durante la investigación, se buscaron microorganismos que fueran antagonistas naturales del hongo fitopatógeno (Colletotrichum gloeosporioides) que provoca la antracnosis.

“En la naturaleza hay muchos microorganismos y hay una competencia entre todos cada día”, explica Galindo Fentanes. Los científicos se centraron en regiones de las plantaciones donde los efectos de la enfermedad no eran muy severos, aislando alrededor de 200 microorganismos de diversas regiones y probando en el laboratorio su efectividad. 

El principio activo que consiguieron son las esporas de una bacteria (Bacillus subtilis) que produce una gran cantidad de compuestos, muchos de ellos antimicrobianos contra los hongos. “Esas bacterias producen un coctel de compuestos que les permite colonizar un hábitat e impedir el crecimiento de competidores, que en este caso serían los hongos patógenos”.

Transferencia de tecnología al mercado
Tras la investigación básica y desarrollo tecnológico del producto, sus promotores realizaron solicitudes de patente y buscaron una empresa interesada en licenciar esa tecnología al CIAD y la UNAM para poner el producto en el mercado. Después de varias negociaciones que no progresaron fueron los propios científicos quienes, para evitar que quedara archivado, decidieron crear su empresa, Agro&Biotecnia.

El proyecto contó con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y del estado de Morelos. De la comercialización se encarga finalmente FMC Agroquímica de México, líder en la distribución de productos agrícolas en América Latina, con quien la UNAM y el CIAT establecieron un convenio en 2012 para poner producto en el mercado.

"Esta comercializadora fue clave", señala Serrano, al generar confianza en los productores. De este modo "el Fungifree ABMR no les llegaba de mano de un investigador, sino de su cliente y sabían que el comercializador estaba convencido de las bondades del producto". 

Ahora, los científicos de la UNAM esperan que este logro ayude a convencer a otros colegas de emprender este tipo de actividades. "No es que sea algo sencillo, porque más bien se ha tratado de un camino pedregoso, pero lo importante es que es posible hacerlo sin descuidar nuestras labores básicas como investigadores", apunta Galindo.

- Más información en el portal de Innovación UNAM

- Fotografía: UNAM (www.vinculacion.unam.mx/boletin_13.html)

Fuente: 
Innovación UNAM
COMPARTIR EN